La detección precoz del TEA. Retos y propuestas 30 años después de grandes esfuerzos y algunos reveses

Desde hace mucho tiempo la detección precoz del autismo se ha considerado un asunto prioritario. La razón fundamental es que una detección precoz incrementa las posibilidades de que los tratamientos logren resultados más relevantes a largo plazo, tanto para el menor como para la familia. Sin embargo, a pesar del empeño de muchos investigadores y organizaciones a lo largo de más de tres décadas, seguimos detectando solo a una parte de los menores que luego desarrollarán TEA.

En la presentación se analizan críticamente los esfuerzos llevados a cabo en estos 30 años y las razones por las que no se ha logrado avanzar en detección precoz todo lo que se esperaba. En la ponencia se exponen también los planteamientos que sustentan los diferentes enfoques dirigidos a mejorar la detección, así como los métodos de detección, sus resultados y las conclusiones que pueden ser consideradas certezas actuales sobre las estrategias más eficaces para detectar menores con TEA o en riesgo de desarrollarlo.

Ricardo Canal Bedia

Universidad de Salamanca

Doctor en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en Psicología Clínica y Especialista en Psicología del Lenguaje. Profesor Titular del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos de la Universidad de Salamanca. Dirige el grupo InFoAutismo y el Centro de Atención Integral al Autismo de la Universidad de Salamanca. Investigador del INICO, Instituto Universitario de Integración en la Comunidad y miembro de Unidad de Investigación Consolidada (UIC. 115), reconocida por la Junta de Castilla y León el 22/9/2015.

Ha participado en 30 proyectos de investigación competitivos, siendo IP en 10. Ha sido responsable de 52 contratos de investigación y desarrollo. Ha realizado 79 publicaciones (artículos, capítulos de libros y libros) de carácter nacional e internacional.

Su labor investigadora se ha centrado en el estudio del autismo y la psicopatología infantil, especialmente en el ámbito de la evaluación temprana del desarrollo comunicativo, cognitivo y social. Otra línea prioritaria de investigación ha sido los problemas de conducta en personas con discapacidad, modificación de conducta y evaluación funcional del comportamiento. Desde 1997 hasta la actualidad colabora con la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León en el desarrollo de servicios para personas con discapacidad, publicando diversos manuales de procedimientos para el apoyo conductual. En colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla y León, ha desarrollado el Programa de Detección Precoz del Autismo en Castilla y León, actualmente incluido en la Cartera de Servicios del Servicio de Salud de Castilla y León.

Organiza

Con el apoyo de